Está en: Inicio > AYUNTAMIENTO > Noticias > Travesía de Lancia
24 Oct 2015

Travesía de Lancia

Fuente: Diario de León

A pesar de los rayados pregones e incumplidas promesas de arranque, cuatro años llevan los proyectistas de Fomento en Madrid sin destripar un terrón ni echar una línea para el viaducto que tiene que salvar el paso de la autovía León-Valladolid por los arrabales lancienses. Los historiadores romanos ponderan a Lancia como la ciudad más importante de los astures, de quienes se han encontrado testimonios materiales que vinculan su cultura a la de los vecinos vacceos. A raíz de la conquista, los romanos, que establecieron su Legio en el solar del actual León, conservan Lancia como una de las mansiones del Itinerario de Antonino. A lo largo del siglo I, Lancia conoció su esplendor urbano y a esa etapa corresponden sus edificaciones más emblemáticas, que son las termas y el mercado. Las termas se excavaron en la segunda mitad de los cincuenta y muestran en su planta el resultado de sucesivas ampliaciones. El mercado responde a una tipología sencilla y se ordena en espacios simétricos: dos grandes vestíbulos con columnas dan entrada al pasillo porticado, desde el que se accedía a las tiendas, situadas a ambos lados del corredor.

De momento, las ruinas de Lancia reposan inadvertidas sobre un cerro que contempla la fatiga de los peregrinos, entre Mansilla y Puente Villarente. A sus pies discurren el canal del Porma, la carretera nacional y el cajeado de la autovía, cuyo perezoso desmonte ha puesto al descubierto algunos vestigios. El páramo de Villasabariego se levanta en la cuña de los ríos Porma y Esla. En su perfil destacan los espigones rojizos horadados por cuevas de aspecto misterioso. Algunas, como las que abren sus ojos en la cornisa del Pico Castro, cerca de la zona excavada, resultan inaccesibles ahora, aunque fueron talladas por el hombre. Su aspecto de habitación rupestre alimentó las expectativas de los pioneros de la arqueología provincial, como Elías Gago Rabanal, que empadronó en ellas el rastro de los primeros leoneses.

Encima de la cornisa, se extiende el solar de Lancia, la ciudad de los astures, objeto de más literatura que tesón investigador. De hecho, hasta que el Instituto Leonés de Cultura se hizo cargo de su excavación, a mediados de los noventa, las campañas eran intermitentes y dejaban el campo abierto para la rapiña durante el resto del año. Hubo de todo, incluida la insolencia de la concentración parcelaria, que metió la reja sin contemplaciones con el lecho la historia. Por eso, hay tantos frutos arqueológicos de Lancia en colecciones particulares y en el mercado clandestino como en los museos. La ciudad astur fue tomada por el general romano Publio Carisio entre el 26 y el 25 aC, dentro del proceso de conquista del noroeste peninsular emprendido por Octavio Augusto.


Tablón de Anuncios Portal de la Transparencia Sede Electrónica Acceso sede castro

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987310971
Más teléfonos
Aula arqueologica León Romano
Financiación