Patrimonio Lancia

Las termas de Lancia fueron excavadas por el profesor Jordá Cerdá en los años 1956-1961, ocupando un espacio entre dos calles o decumani.


Se trata de un pequeño edificio datado a finales del S. I d. Xto., que con el tiempo se modificó y se amplió.

Consta de un pasillo distribuidor desde donde se accede a las habitaciones principales: un posible apodyterium, o vestuario, unas letrinas; un frigidarium o sala fría que contenía una piscina; y varias salas calientes que se corresponden con el tepidarium o pronigeon (sala templada) y la cella caldaria, sala de calor que se define por el hipocaustum, un suelo elevado en cuyo iriterior circula aire caliente, mantenido por un horno o praefurnium.

Hacia el noroeste y sur, el conjunto presenta nuevas estancias que parecen repetir el esquema de habitaciones caldeadas y frías, de las cuales la más característica es una pequeña habitación absidada.

Hacia el oeste también se ampliaron, con la construcción coetánea del mercado, por medio de un muro de contención provisto de contrafuertes que sostenían unas nuevas letrinas.

El mercado ha sido descubierto en las excavaciones del J I.L.C. y pertenece a uno de los tipos más sencillos que se conocen.

Es un edificio simétrico, seguramente de principios del siglo II d. Xto., que se construyó posiblemente por las élites romanizadas de la ciudad.

Al mismo se accedía por una puerta principal desde una calle que discurre de norte a sur (Cardo).

Desde aquí se entraba a dos grandes vestíbulos que debían sostenerse por medio de columnas o pies derechos de madera y, más tarde, se llegaba a un pasillo porticado que albergaba cuatro columnas.

El suelo del patio era de ladrillos.

Desde el pasillo se accedía a las tiendas, un total de seis, en series de tres a cada lado.

El conjunto se completaba con otro pequeño edificio anexo, entre el mercado y las termas, que debió de estar semiabierto.

Tanto el mercado como las termas conservan sistemas de drenaje o cloacas, lo que indica el uso interno de agua.

Las mercancías comercializadas, que servían para marcar los precios de referencia en la ciudad, eran los alimentos de calidad, como el pescado y la carne.

Tablón de Anuncios Portal de la Transparencia Sede Electrónica Acceso sede castro

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987310971
Más teléfonos
Aula arqueologica León Romano
Financiación