Patrimonio Villacontilde

La iglesia conserva su antigua torre cuadrada fabricada de mampostería, con piedras de sillería en sus esquinas custodiando la iglesia que guarda en su interior una colección de buenas piezas, dignas de un mejor trato.


Pasada la puerta románica con arco de medio punto, labrada en piedra de sillería, nos adentramos en el interior de la nave, donde podemos admirar tres retablos barrocos, uno en el altar, con decoración marmórea, al igual que el púlpito.

Otro dorado en la parte derecha de la iglesia.

Pero el que es especialmente digno de admirar, es el que contiene en su hornacina central un Cristo, es una bella escultura, la cual está rodeada por tres parejas de lienzos distribuidas a ambos lados; dos ángeles, San Miguel y el Angel de la Guarda; dos santos jesuitas, San Ignacio y San Francisco Javier, y dos obispos, San Froilán y San Atilano.

Es muy digna de consideración la pila del agua bendita de estilo bilabial que nos encontramos a la entrada, apoyada sobre una escultura que representa un grupo de tres niños atados y desnudos, con evidencia de ser simbólicos, que pueden aludir a virtudes.

También es muy bella la pila de bautismo, bien situada junto al altar y que por su hechura recuerda a la de Vega de Mansilla del siglo XVII.

Una imagen de Santa Marina, de estilo románico de transición de principios del siglo XIII, situada sobre una peana que representa un gran dragón demoníaco espera una pronta restauración que le devuelva su esplendor perdido y que seguramente fuese traída de la ermita de su nombre, ya desaparecida y de la que aún se pueden apreciarse los cimientos a la salida del pueblo.

Pero tal vez lo que más llama la atención es el Monumento de Jueves Santo que se utiliza aun para exponer la Eucaristía y está situado debajo del coro.

Abriendo las grandes puertas, simuladas pictóricamente sobre lienzo, se despliega un escenario de bambalinas y lienzos representando escenas de la Prendición de Jesús y la Condena por Pilatos, rodeados de soldados romanos, haciendo coro al sagrario expositorio y rematado el conjunto en la parte superior por vistosas arquitecturas y el Pelícano abriendo el pecho para alimentar a los polluelos, símbolo de la muerte eucarística de Cristo.

En los acantilados cercanos, vemos las cuevas excavadas en la tierra, utilizadas desde la prehistoria como lo demuestran los elementos pictóricos que se encuentran dentro de ellas.

Pequeñas pinturas monocromas de estilo levantino, o un grabado de caza.

Galería de Imágenes

Iglesia Villacontilde
Tablón de Anuncios Portal de la Transparencia Sede Electrónica Acceso sede castro

ACTIVIDADES Y EVENTOS

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987310971
Más teléfonos
Aula arqueologica León Romano
Financiación